Encuadernaciones & Acabados

Un trabajo impreso ganará categoría al llegar el momento de la encuadernación final.

Según a qué vaya a destinarse el trabajo realizado, disponemos de varios sistemas de encuadernación:

Grapado
 
Espiral metálica
 

Grapado por la esquina o lateral: En trabajos sencillos de oficina se recomienda este tipo de encuadernación por su simplicidad y bajo coste.

Grapado a caballete o tipo revista: Este sistema garantiza un acabado profesional y económico, y permite utilizar diferentes tipos de papel en la portada y en el interior.

 

Encuadernación con Espiral metálica: Sistema utilizado habitualmente para trabajos escolares, dossiers de empresa, tarifas o catálogos.

Permite un número más elevado de páginas que la encuadernación por grapado a caballete.

 
 
Térmica
 
Artesanal
 
Encuadernación rústica flexible encolada: Encuadernación rústica encolada con tapa impresa personalizada flexible en cartulina de 300gr. Con opción de laminarla en brillo o en mate en función de la cantidad.
 

Encuadernación rústica a medida: Realización a medida de tapas según muestrario de texturas y colores, y encuadernación rústica cosida. Suele utilizarse cuando el número de páginas es muy grande y necesita las cubiertas personalizadas.

Encuadernación de libros de fascículos.

 

Tenemos también de una amplia oferta de acabados y finalizaciones, que proporcionarán el toque final a su proyecto:
Plegado - Hendido - Taladrado - Troquelado - Grapado - Alzado - Encolado - Guillotinado.

Laminado: Brillo o mate a una cara o dos caras (recomendable en cartas de restaurantes, carpetas, calendarios o tarjetas de visita).